Pasar al contenido principal

DESARROLLO COGNITIVO (Dimensión C)

cEsta dimensión pretende evaluar las distintas habilidades cognitivas que se consideran básicas para la transición del niño desde la educación inicial a la primaria. Se contemplan ítems que exploran lenguaje, conocimiento general, nociones lógico-matemáticas, capacidad de descentramiento y funcionamiento ejecutivo. A continuación, se definen brevemente sus componentes.

 

 

Lenguaje

En cuanto al dominio lingüístico, el INDI evalúa tanto la capacidad de comprender el lenguaje como la posibilidad de producirlo. Se incluyen ítems vinculados a:
  • lenguaje receptivo: capacidad de comprender palabras.
  • producción oral: capacidad de producir discursos orales comprensibles y coherentes referidos tanto a la propia experiencia como a la descripción de objetos y situaciones del entorno.
  • conciencia fonológica: incluye conciencia silábica (habilidad de reconocer que una palabra se compone de unidades menores: sílabas y que es posible segmentarlas en estas unidades) y conciencia fonológica, que aparece como un nivel de análisis vinculado a la identificación y manipulación de los sonidos individuales del habla.
  • dominio del código escrito: la familiaridad con instrumentos de escritura y con el código alfabético, el reconocimiento de letras, el dominio de las reglas de correspondencia entre los grafemas y los fonemas, lo que incluye evaluar la posibilidad de decodificación de palabras simples.
  • expresión escrita: implica la posibilidad de escribir su nombre y la capacidad de transmitir mensajes empleando el código escrito representado únicamente por la capacidad de escribir palabras simples.

Habilidades lógico-matemáticas

Las nociones lógico-matemáticas son esenciales de desarrollar en la etapa Inicial. Son producto de la acción y relación del niño con objetos y que, a partir de procesos de asimilación del ambiente, le permiten construir estructuras (algebraicas, de orden y topológicas) sobre las cuales se construirán nociones fundamentales de clasificación, seriación, la noción de número, entre otras. Algunas de estas nociones incluyen:
  • dominio de la serie numérica
  • capacidad de comparar cantidades y dimensiones de un cuerpo
  • habilidad de resolver problemas sencillos que impliquen el manejo de números
  • habilidades espaciales que impliquen figuras geométricas sencillas

Descentramiento

El descentramiento refiere a la capacidad de las personas de distanciarse de sus propias percepciones, cogniciones y emociones para desplazarse mentalmente hacia otro lugar, tiempo o perspectiva. Se trata de un logro cognitivo crucial que se produce habitualmente entre los 3 y los 6 años y se sofistica en etapas posteriores del desarrollo. El INDI evalúa el descentramiento a través de ítems vinculados a:
  • Ubicación temporal: saber en qué día se está.
  • Memoria episódica: la capacidad de recordar eventos en que uno mismo participó en el pasado.
  • Futuro episódico: capacidad de proyectar el yo hacía un momento futuro.
  • Teoría de la mente: capacidad de atribuir a otras personas estados mentales (pensamientos, creencias, intenciones, etc.) diferentes de los estados mentales propios (Vásquez, & Martín, 2016; Wimmer & Perner, 1983).
Algunos de los ítems son evaluados a través del juego ya que este permite identificar el nivel de distanciamiento que el niño es capaz de lograr cuando asume un personaje en un juego de rol.

Funcionamiento ejecutivo

Las funciones ejecutivas permiten gestionar el pensamiento o las acciones y dirigirlos hacia una meta u objetivo. El INDI evalúa el funcionamiento ejecutivo a través de:
  • Control inhibitorio: presente en la supresión de impulsos, pensamientos, sentimientos o comportamientos habituales, no apropiados para el entorno o la situación.
  • Memoria de trabajo: mantiene activa en la mente la información que se necesita manipular para realizar una tarea o actividad.
  • Flexibilidad cognitiva: capacidad de cambiar o alternar entre diferentes estados o situaciones.
Estas funciones acompañan el rápido desarrollo neuropsicológico durante los primeros años de vida y son recursos relevantes para el desarrollo de otras habilidades como el lenguaje y las habilidades visoespaciales. Son necesarias para un adecuado manejo de los procesos atencionales y de autorregulación, así como están directamente implicadas en la capacidad de adaptarse a situaciones nuevas, razonar, resolver problemas y planificar (Diamond, 2013). Por este motivo, es importante tener herramientas que evalúen estas funciones para conocer mejor cómo es su desarrollo y su relación con el aprovechamiento de las instancias escolares.