Pasar al contenido principal
Fotografía

Los niños muestran diferencias en su desarrollo cognitivo y socioemocional desde pequeños. Esto es normal, pues por diferencias genéticas y de la estimulación ambiental, no todos adquirimos las mismas capacidades exactamente a las mismas edades. Por ejemplo, es normal que algunos niños comiencen a dar sus primeros pasos a los 10 meses, mientras otros lo hagan sobre los 14. Para la especie humana esta variabilidad en talentos, preferencias y virtudes es una fortaleza, especialmente cuando funcionan de forma complementaria en grupos o comunidades.

Sin embargo, hay diferencias que van más allá de las esperadas y pueden convertirse en situaciones de rezago o, en casos más graves, de trastornos en el desarrollo. Ciertas condiciones médicas— crónicas o temporales— así como el estrés ambiental o la falta de estimulación, pueden resultar en que un niño no alcance algunos hitos importantes que la gran mayoría de los niños de su misma edad ya ha logrado de forma sostenida.

¿Cuáles son las consecuencias de un desarrollo infantil inadecuado en el mediano y corto plazo en los resultados educativos?

-

Noticia publicada en el blog "BID - Mejorando vidas" el 1 de Abril de 2019. Para acceder a la noticia completa, seguir el enlace de la fuente

Fecha
01-04-2019